fbpx

Confia en TI, Solo TÚ tienes el poder

Para triunfar y alcanzar el éxito es condición indispensable que tengas confianza en ti mismo, en tu aptitud

Si te sientes inferior y débil esto será un obstáculo para alcanzar tu meta, la confianza en uno mismo lleva a la acción y a realizar los propósitos. La mayoría de las personas que permanecen en la zona de bloqueo es debido a su complejo de inferioridad. Su intelecto les repite continuamente que no pueden, que no son capaces, que no saben, etc., etc., y el problema es que esas personas se lo creen y se aferran a esos pensamientos, esto les lleva también a tener miedo al fracaso.

Pero ¿qué es el éxito y el fracaso?

Nuestra creencia va a depender de lo que nos han enseñado acerca del significado de estas dos palabras, pero realmente el éxito y el fracaso no existen como tal.

El éxito es la capacidad de sentirte feliz y en paz contigo mismo en cada momento de tu vida sin importar lo que esté ocurriendo fuera de ti, llegar a ese punto, ese es el verdadero éxito.

El fracaso yo lo identifico con aprendizaje, ya que, si algo no sale como esperas no es un fracaso, es simplemente que no era para ti, en consecuencia, aceptas la situación y la dejas ir para continuar con tu camino hacia el siguiente punto. No es una derrota, es una lección que hay que aprender para seguir creciendo.

Cuando no confías y dudas de ti es cuando aparece el fracaso como un concepto negativo que te hunde y te paraliza.

Hay diferentes causas por las que aparece el sentimiento de inferioridad, muchas de ellas provienen de la niñez, puede ser por alguna situación violenta emocional vivida de niño, o por algo que nosotros mismos nos hicimos, por comparación, ya que, continuamente nos estamos comparando o nos comparan con los demás y esto nos lleva a pensar que no somos capaces de…, que no valemos para…, haciendo nuestra esta creencia.

Sólo nosotros construimos los sentimientos de inseguridad según como pensemos, según donde fijemos nuestra atención.

La falta de confianza en uno mismo es un padecimiento muy generalizado en nuestra sociedad en la que vivimos compitiendo y midiéndonos con los demás, más de un 80% de las personas lo padecen.

Cuando nos sentimos vencidos y temerosos, el miedo se apodera de nosotros y terminamos agotados y desanimados, desde esta vibración sólo conseguimos que se nos acumulen los problemas y las dificultades quedando totalmente incapacitados para poder apreciar las cosas buenas y positivas que hay en nuestra vida.

Si nuestra energía está vibrando en un nivel bajo lo que atraemos son circunstancias y personas que están en sintonía con esa vibración nuestra, es decir, atraemos vivencias negativas. De la misma manera que si nuestra vibración está en un nivel alto, atraeremos vivencias positivas.

El Dr. Karl Menninger, un famoso psiquiatra, afirmaba “las actitudes son más importantes que los hechos”

Cualquier problema que estemos atravesando, por complicado y aterrador que parezca, jamás tendrá la importancia de nuestra actitud hacia él.

Con nuestra inseguridad podemos conseguir estar preocupados por algo, incluso antes de que se produzca. Si cambiamos los pensamientos de inseguridad por pensamientos de seguridad y confianza, seremos capaces hasta de modificar el hecho en sí. Si crees en tu triunfo lo conseguirás, no tengas ninguna duda.

El cambio se puede conseguir si de verdad lo deseas, sólo tienen que tomar la decisión de cambiar e implicarte en el proceso.

Alguna indicación que te puede ayudar:

  • Aprende a decir NO a tu mente: cuando te veas envuelto en pensamientos de inferioridad, páralos, diles no y, conscientemente dale la vuelta poniéndolos en positivo.
  • Suelta el problema, desengánchate de él y empieza a centrarte en todas las cosas buenas que hay en tu vida, que no son precisamente las cosas materiales, ahí no vas a encontrar lo que buscas.
  • No permitas que el miedo te controle porque sólo conseguirás agrandar la situación y desvirtuar la realidad, controla tú al miedo.
  • No concedas tu poder a nada ni nadie fuera de ti, no hay culpables, sólo tú eres responsable de tu vida y tus circunstancias, confía en tu corazón.
  • Recuérdate que dentro de ti está el verdadero poder, hay una parte de ti que sí sabe, que no es el intelecto, y que espera que le des permiso para actuar y ayudarte.

“Tú siempre tienes razón, si crees que puedes podrás, si crees que no puedes así será”

Si te gustó, comparte:
Cerrar menú
×
×

Carrito