fbpx

¿Qué hacer cuando siento miedo?

Y cuando siento miedo qué hago me preguntan muy a menudo, es cierto que el miedo no va a desaparecer totalmente, es más, en su justa medida y bajo nuestro control es bueno porque nos lleva a la prudencia. Lo importante está precisamente en tenerlo bajo nuestro control y eso es posible solo es cuestión de práctica, de entrenamiento, en definitiva, de acción.

Si piensas por un momento en “eso” que te provoca miedo te vas a sorprender, ¡vamos a intentarlo! Siéntate cómodamente y cierra los ojos, conscientemente recrea en tu mente esa parte de tu conflicto, ese problema que te hace sentir miedo, dale permiso a tu mente para que te cuente la historia completa con detalle. Una vez que hayas revisado mentalmente toda la escena completa, abre los ojos, y empieza a observar o si lo deseas puedes anotar los siguiente: ¿qué te ha dado miedo?, ¿es algo que verdaderamente te estaba pasando en ese momento?, ¿quizá tu mente te ha llevado, en algún momento, al pasado para recordarte algo similar?, ¿puede que también te haya trasladado al futuro para mostrarte el desenlace final de su historia?… Podría seguir haciendo montones de preguntas, pero para ver el resultado son suficientes.

Observa tus respuestas a las preguntas porque quizá descubras que, en este momento, has sentido miedo por un pensamiento y por una historia de fantasía, irreal, que te ha contado tu mente, porque ciertamente en este instante no te estaba pasando nada de eso. Te ha llevado al pasado para comparar tu situación de ahora con alguna otra vivida por ti mismo en otro momento, o bien, vivida por alguna persona conocida; este hecho es el que consigue que sientas miedo porque como es algo que ha ocurrido, le otorgas toda tu credibilidad. Además, te transporta al futuro para mostrarte el desenlace y crearte la preocupación, el sufrimiento, por lo que va a pasar, de la misma manera como es un hecho ya pasado y conoces el resultado también le vas a otorgar toda tu credibilidad sin objeciones, ¿he acertado, más o menos ha sido así tu experiencia?

Pues respira profundo y relájate, porque nada de eso es real, solo es tu realidad, lo que tu intelecto te muestra, pero te tienes que dar cuenta de que no está ocurriendo de verdad y, el hecho de que te haya ocurrido anteriormente o le haya ocurrido a otra persona, en absoluto es garantía alguna de que tenga que ser así, porque no es el mismo momento, ni las mismas circunstancias, ni siquiera tú eres la misma persona porque algo, con el paso del tiempo, ha cambiado en ti. No hay nada ni nadie, ni siquiera nuestra mente, que pueda saber qué va a ocurrir en minuto siguiente, la hora siguiente, el día siguiente…, pero sí con tus pensamientos, emociones, acciones y creencias puedes proyectarlo.

Cuando sientas miedo simplemente enfréntalo y se hará débil, repite el ejercicio que has hecho al principio de este artículo, siéntate con calma, dale permiso a tu mente para que te cuente y cuando termine hazle saber que el control es tuyo y solo tú vas a decidir qué pensar y qué hacer respecto de lo que te muestra. Respira profundo, levántate, sigue con tu día y, eso sí, practica Ho’oponopono para retirar la atención de eso pensamientos y esas falsas historias que te cuenta tu mente. No otorgues ninguna credibilidad a esa falsa realidad que te está mostrando, toma el control y diseña tú mismo la realidad que quieres vivir, la que quieres proyectar y experimentar. No solo existen las realidades malas, las buenas también son reales.

Es muy importante controlar nuestra mente para poder controlar el miedo y dirigir nuestra vida.

Si te gustó, comparte:
Cerrar menú
×
×

Carrito