¿Estás buscando la Felicidad o el Bienestar?

Nos pasamos la vida buscando la Felicidad en los lugares equivocados, siempre pensamos que nos falta “algo o alguien” para alcanzarla y, cuando por fin lo conseguimos, nos damos cuenta de que todavía no somos felices y vamos en busca de “algo” más y más.

El tiempo pasa y nosotros seguimos estancados en nuestra búsqueda sin éxito, lejos de parar y pensar que igual no estamos buscando en el lugar correcto, que quizá estemos equivocados, lo único que se nos ocurre es creer que la vida es así, que es lo que nos toca vivir, que la felicidad completa no existe…, de este modo nos resignamos y permanecemos en el mismo punto de partida una y otra vez.

Tengo la certeza de que el error radica en confundir la Felicidad con el bienestar, son dos términos con significados muy diferentes, pero que asociamos para eludir nuestra responsabilidad.
La Felicidad no se busca, la Felicidad se siente; es un estado de la persona, está dentro de ti y sólo ahí la puedes encontrar, sólo tú te la puedes proporcionar, es tu responsabilidad. La Felicidad te lleva a tu paz interior independientemente de lo que esté pasando fuera y esto no es malo, no estás haciendo nada malo por ser feliz y sentirte en paz a pesar de los acontecimientos externos.


Cuando eres capaz de entender esto y ponerlo en práctica tu perspectiva de la vida cambia, porque eres capaz de ver la realidad tal cual es y no como te la han contado; eres capaz de sentir por ti mismo sin interpretar el papel que los demás esperan, no tienes miedo a las opiniones y juicios que otros puedan tener, sólo eres tú con tu propia vida.


Asociamos la Felicidad con expresiones de alegría, risas, fiestas, disfrute, etc., etc., no tiene nada que ver, esto sólo nos hace sentir miedo y sentirnos culpables por ser felices.


En cambio el bienestar si es un estado que nos puede proporcionar situaciones y personas externas a nosotros mismos, que nos hacen sentir satisfacción e incluso una tranquilidad disfrazada y pasajera, ya que, esas vivencias pasan y se terminan, no dejan de ser vivencias agradables que nos hacen pasar buenos momentos, pero que son sólo eso momentos, de ninguna manera eso es Felicidad.


Sólo tú eres responsable de tu vida y por esto sólo tú eres responsable de tu propia felicidad, nada ni nadie te la va a proporcionar, no tengas miedo, no sientas culpa, busca en ti y sé FELIZ, te lo debes y te lo mereces.

Si te gustó, comparte: